Un vecino de Jerez recupera un reloj 15 años después

En 2006, a un vecino de la localidad gaditana de Jerez de la Frontera le abrieron el coche y le quitaron lo que tenía dentro de valor.

0
232

Fermín Cabanillas. En 2006, a un vecino de la localidad gaditana de Jerez de la Frontera le abrieron el coche y le quitaron lo que tenía dentro de valor. Entre los objetos que el ladrón se llevó estaba un reloj. Pero no era un reloj cualquiera. El valor sentimental del objeto era mucho mayor que las 200.000 pesetas (1.200 euros) que su entonces novia pagó para entregarlo como regalo de compromiso cinco antes años del robo. A día de hoy, ya se había olvidado de aquel reloj, sin embargo, 15 años después se ha obrado el milagro.

La investigación en torno a este suceso se inició hace dos semanas, cuando los agentes dieron el alto a un vehículo que se encontraba circulando por la localidad. Los policías se dieron cuenta de que el conductor aceleró la marcha al observar la presencia de los agentes, de modo que procedieron a darle el alto. En estos casos, suelen darse cuenta de que algo pasa en el momento en que un coche hace un movimiento extraño delante de ellos, y así fue.

Evidente nerviosismo

Una vez interceptado el vehículo, el conductor mostraba un evidente estado de nerviosismo, y tras ser registrado su vehículo se pudieron localizar en el maletero diversos objetos, entre los que estaba un reloj de caballero de alta gama del que el conductor no podía acreditar su legal procedencia, así como también un televisor, una mochila de un ordenador portátil y un dispositivo GPS.

Entonces, llegó el momento de comprobar que el conductor tenía varios antecedentes policiales, y se comenzaron a hacer gestiones precisamente en torno al reloj, al ser un objeto del que se podría rastrear su origen y los datos de la persona que lo compró, y los policías averiguaron que había sido adquirido por una mujer para regalarlo a su novio por el compromiso de matrimonio en 2001, y pagó por él entonces 200.000 pesetas (1.200 euros).

Hubo que hacer varias gestiones para rastrear el origen del reloj Omega en cuestión, pero se llegó a localizar a la tienda en concreto y hasta a la compradora que hace más de 20 años se hizo con el reloj. Una vez que se tenían sus nombres y apellidos, llegó el momento de localizarla.

Le parecía increíble

Cuando la mujer fue informada de la actuación policial mostró un evidente estado de incredulidad y sorpresa, pues manifestó que le fue sustraído en el año 2006 y el objeto poseía un gran valor sentimental, y le fue robado a él de su propio coche aquel año.

La mujer conservaba incluso una fotografía en blanco y negro del momento en el que le entregó a su novio el reloj hace 20 años, que mostró a los policías cuando se personó en las dependencias policiales de Castilleja de la Cuesta para recuperarlo.

Queda para el misterio saber por qué, 15 años después, el reloj estaba en manos de un delincuente y no había terminado en la muñeca de alguien que lo hubiese comprado pensando que era un objeto de segunda mano a buen precio. Pero esa ya es otra historia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here