Franquicias de Growshop, un negocio rentable en 2022

0
144

Durante los meses del confinamiento muchas y nuevas prácticas llegaron para cubrir el tiempo libre del que disponíamos debido al encierro en nuestros hogares. Hacer pan, gimnasia, o meditación entre otras. Algunas desaparecieron nada más volver a pisar la calle y a la rutina diaria, sin embargo otras actividades más fructíferas no solo han perdurado si no que su consumo ha ido en aumento.

Un cultivo saludable y con muchas salidas

Si hablamos de aficiones esta sería la jardinería o mejor dicho el cultivo. Y no, no se trata de un cultivo al uso de hortalizas, árboles frutales, flores o hierbas aromáticas, se trata de la siembra de cannabis, maría o marihuana. Más allá de su cultivo para uso propio, está planta y su cultivo se han diversificado en los últimos años consiguiendo que nuestro concepto hacia su consumo haya dado un giro de 180º. Y es que desde que se conocieron sus numerosos beneficios médicos no han parado de salir productos cuyo ingrediente estrella es el CBD.

Para los menos iniciados en el tema, el CBD a diferencia del THC, el otro componente que se adquiere al extraer las propiedades de sus características hojas, no tiene efectos psicotrópicos, ni adictivos, solo aporta bienestar y equilibrio en nuestro organismo. Ante tantas virtudes además de su consumo médico en cremas antiinflamatorias o aceites para reducir dolores menstruales, ayudar con  estrés diario o la ansiedad de manera totalmente natural, se ha expandido su uso en cosmética gracias a su poder nutritivo, hidratante, regenerativo, antibacterial y calmante, a la vez que nos protege frente a agentes ambientales nocivos.

Un hobby nunca fue tan productivo

Además de ver crecer este novedoso cultivo, los growshop han visto también cómo su sector ha tenido un ascenso vertiginoso, debido en gran parte a los beneficios del CBD, a sus múltiples usos y a su gran acogida tanto entre productores como entre los consumidores. Este es el caso de Tecnocultivo, una empresa que distribuye todo lo necesario para el cultivo del cannabis: semillas, fertilizantes, iluminación y un largo  etc, del nuevo oro líquido.

Pero más allá de quedarse en la distribución o venta, Tecnocultivo ha creado un modelo de negocio de franquicias. Un modelo totalmente asequible, rentable y en pleno proceso de expansión. Así podemos ver cómo en poco tiempo han creado franquicias por casi todo el territorio nacional: Madrid, Castellón, Valencia, Mallorca y Cambrils. Sin olvidar una de sus últimas intrusiones en el sur de España con la apertura de su primer Growshop en Almería, Con miras de seguir expandiendo sus franquicias por la Comunidad de Andalucía, dejan la puerta abierta a todo aquel candidato que quiera unirse a esta gran familia que va ampliándose día a día.

Plantas y mucho más

Y es que a diferencia de otros Growshops hay que destacar en este modelo de franquicia su interés por diferenciarse dentro de su sector. Por ello, aunque el eje principal del negocio sigue siendo el cultivo, la siembra y extracción del CBD, no solo se centra en este proceso, si no que abarca otros ámbitos como la creación de un huerto urbano colaborativo o el cuidado con productos naturales de nuestras mascotas.

Un amplio catálogo de servicios aborda esta nueva alternativa de negocio, por ello y por los amplios usos y beneficio de esta sustancia, los growshop se han convertido en uno de los modelos de negocios más demandados, con estas cifras se prevé que para 2022 el sector siga creciendo, y quien sabe quizás algún día  esta alternativa 100% natural llegue a liderar el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here