El Área de Jerez, Costa Noroeste y Sierra entrena a sus profesionales en prevención de riesgos laborales

Incendios eléctricos, derrames de productos químicos o incendios en los que es necesario usar un extintor.

0
435

Redacción. La Unidad de Prevención de Riesgos Laborales del Área de Gestión Sanitaria de Jerez, Costa Noroeste y Sierra de Cádiz ha realizado en las últimas semanas una serie de ejercicios teóricos y prácticos con el objetivo de formar y entrenar a los profesionales en la correcta actuación ante determinadas emergencias, como incendios eléctricos, derrames de productos químicos o incendios en los que es necesario usar un extintor.

La puesta en marcha de este tipo de ejercicios en el Área de Jerez, Costa Noroeste y Sierra supone «una prioridad» para la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales y para el propio equipo directivo, debido a que se promueven actuaciones que fomentan la seguridad y salud entre los profesionales. Por ello, se sigue trabajando e incentivando estas actividades permanente.

En concreto, el Laboratorio de Hematología del Hospital Universitario de Jerez ha sido escenario de un simulacro de derrame de un producto químico peligroso, en concreto ácido clorhídrico. El supuesto es que un profesional derrama en el suelo el producto durante su manipulación y ante esta situación, los trabajadores deben organizarse para adoptar las medidas previstas y contener el vertido bajo las condiciones de seguridad establecidas, tanto para los profesionales como para el medio ambiente.

Paralelamente, tienen que comunicar el hecho al mando intermedio y dar aviso al servicio de limpieza. Para la contención del producto químico los profesionales utilizan «el kit de derrames» que se encuentra en el Laboratorio y llevan a cabo todas las medidas de seguridad establecidas para evitar daños, entre ellas el uso de absorbentes, la utilización correcta de los equipos de protección individual, la señalización y ventilación de la zona afectada y valorar si es preciso una evacuación.

También en el hospital, la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales ha organizado cuatro cursos teórico-prácticos de uso de extintores, en colaboración con el ingeniero técnico del Hospital Universitario de Jerez, la empresa Sevitas y el personal de la empresa de seguridad Clece. En esta formación, en el que han participado un total de 60 profesionales del Área, aunque «la gran demanda supondrá la celebración de más ediciones», como ha anunciado la Consejería.

En el curso se ha explicado el comportamiento de un fuego y cuáles son las consignas básicas de actuación en caso de producirse en su lugar de trabajo. Posteriormente, los participantes han conocido el uso de una Boca de Incendio Equipada (BIE) y el de los extintores en una zona exterior habilitada en el hospital para tal fin. Cada profesional disponía de su propio extintor de polvo ABC y, mediante una práctica con fuego real, han aprendido a manejarlo y sofocar el conato. También han tenido la oportunidad de utilizar un extintor de C02 para ver la diferencia entre ambos.

Con este tipo de talleres los profesionales se familiarizan con los medios de extinción disponibles en su centro de trabajo y, en caso de conato de incendio, son capaces de actuar para evitar que la emergencia sea mucho más grave.

La Unidad de Prevención de Riesgos Laborales del Área también ha realizado un simulacro de emergencias y evacuación en el centro de salud de Barrio Bajo, en Sanlúcar, consciente de la importancia, no sólo de disponer de un Plan de Autoprotección en el que se evalúen distintos tipos de emergencias y se establezcan las actuaciones a realizar en caso necesario, sino también de su implantación.

En ese sentido, y en colaboración con la Policía Local, Protección Civil y Bomberos, se organiza este tipo de ejercicios, tanto en el Hospital Universitario de Jerez, como en los distintos centros de Atención Primaria pertenecientes al Área.

El ejercicio de Sanlúcar consistió en simular un incendio eléctrico en uno de los almacenes del centro de salud y avisar a los servicios de ayuda externa tras suponer que no se podía apagar con medios propios; para ello, se contó con la participación de los profesionales y usuarios que se encontraban en ese momento en el centro, además de la colaboración de profesionales de la Policía Local, Bomberos y Protección Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here